miércoles, 17 de noviembre de 2010

LA EDUCACION DEL PRESENTE

La educacion del presente la Escuela Nº 35.

La Escuela Nº 35, se encuentra ubicada en un enclave semi-rural, a cuatro kilómetros del centro de la ciudad de Durazno. Entre los vecindarios que abarcan la zona, se puede contar, La Cantera, Sanducito, Vista Linda, el Hipódromo, Sandú, entre otros. El hecho de que la escuela se encuentre dentro de la definición de Contexto Critico, hace más necesario y determinante la enseñanza del Ajedrez, por múltiples razones. La integración: una de las mayores problemáticas de nuestra obra como docentes es integrar, lo que la sociedad desintegra, a través de acciones a veces involuntarias , pero en demasía perjudiciales para el desarrollo integral de los niños, en una sociedad, cada vez mas perdida, en la incomprensión, y sin un objeto común, que una a todos hacia un mismo fin. El Ajedrez, no conoce, a los ilustrados, ni a los encumbrados, ni tampoco hace diferencia de clases. Con un tablero de por medio, con 32 piezas para cada bando, y con una total paridad de fuerzas, las diferencias dejan de existir en el momento que comienza la partida. Incorporar a personas, que naturalmente se verían incompatibles, fuera del tablero, trae a la luz otra realidad que aunque muy importante que fuese brilla por su ausencia. La igualdad: Las limitaciones económicas y por ende de dificultad para alcanzar la cultura, y en el presente caso especifico, por la enorme distancia hacia los lugares, preferentemente culturales, artísticos y/o educativos y de esparcimiento, hacen añicos la idea de las mismas posibilidades de una manera igualitaria, cuyo fin en principio, es hacer llegar a TODOS, sin importar su origen, el conocimiento y la practica de un Juego-Ciencia, donde se integre, se iguale, (hacia arriba), se eduque y se integren los valores, que en nuestros tiempos se han ido perdiendo, aumentando a si mismo, los efectos adversos, a los que no nos podemos acostumbrar, bajo ninguna circunstancia. El tiempo dirá si la razón corresponde o no a quienes tienen la iniciativa, titánica por cambiar aunque sea de algún modo las cosas, pero mas allá de ello, por alcanzar las metas mas fundamentales y por recuperar las antiguas relaciones sociales y familiares, la importancia de la cultura y el afán de superación, tanto individual, como colectivo, las cuales nunca se debió perder, como nación, y este caso particular como comunidad.
Esto es una mención, y un reconocimiento a aquellos alumnos que tras a pesar de sus limitaciones, sus caídas una tras otra, han logrado vencer a fuerza de asombrosa voluntad, todos los pronósticos adversos, las estadísticas, la realidad, y la aparente “naturalidad” de los sucesos para algunos irreversibles. A todos ellos, un total apoyo, y a seguir por el sendero de los mas tenaces. de los mas ferreos y consistentes, el cual es el unico camino inispensable para el exito.

Prof. Carlos Martinez